lunes, 13 de julio de 2009

Pasatiempos

Percibe uno cierta ironía en eso de los bonitos pasatiempos. Y le pica, le pica mucho. Se siente uno atacado, y sale el miura a embestir como un loco ese rojo que se mueve, embiste todo lo que se menea. Incluímos ese rojo que cae desaprovechado, que se arroja por una cañería, siendo rojo la sangre de uno.
Curioso es destilar a uno, estructurarlo, simplificarlo. Extraer una falsa esencia para derrocharla. Anda todo esto dentro del carácter del ser humano que quiero herir, mientras sólo soy capaz de alcanzar ese trapo que me pone delante de las narices.
Y se pregunta uno si esa acepción peyorativa la pone uno o venía puesta. Y necesita saber uno si esta hondanada de ostias proceden únicamente de uno, y si es uno el único que tiene que tragárselas rodeada de mierdas y de dientes propios.
Es la vida de uno hace ya algún tiempo, un pasar de tiempo sin objetivos, sin amor y sin dioses soñados. Es un deambular que sólo deja camino en uno. Es difrutar de unas palabras que envuelven durante un instante, que puede convertirse eterno. Leer los pensamientos de otro, hacerlos de uno, intercambiarse y compartirse me parece algo maravilloso, denominarlo pasatiempo algo dañino. No va a entrar uno a urgar en heridas abiertas que se esconden tras escudos.
Gocénse estos instantes eternos mientras lanza uno una puntada al muslo, dolor en el corazón.
Acomódense en una silla eterna que invita a la emocional reflexión que brota de estos pitones, que se clavan.

3 comentarios:

Nemes dijo...

Anda uno equivocado, ciego. No se ha percatado de que la imagen de la fotografía muestra un suicidio.
Un arma más, que trata de golpear en el corazón.

artemiza dijo...

Ojala el ser humano fuera huérfano de sentimientos. A veces, es imposible no sentir, aunque no exista quien te nace el sentimiento.

artemiza dijo...

¿Sabes lo que es un pasatiempo.. aficcion?