viernes, 27 de noviembre de 2009

Restituto

Restituto subió al coche, tomó el camino que conducía al molino, giró tres veces a la izquierda para colocarse en la derecha, aceleró y se lanzó por el precipicio.
-Ya tenía ganas de darme un buen baño-
. . . .

2 comentarios:

Sux dijo...

Baño de libertad.

En pastillas te leo exquisito.

Besux

Nemes dijo...

Gracias por la exquisita visita...

Besos Sux...